Una Corporación de derecho público es una entidad autónoma, con personalidad juridica propia, que representa los intereses de un cierto sector social ante los Poderes Públicos y desempeñan funciones públicas de ordenación de dicho sector. Estas entidades se constituyen, no por un pacto, si no con arreglo a una Ley que determina sus fines, estructura y funcionamiento.

A pesar de su denominación, están sujetas tanto al Derecho privado como al Derecho Administrativo, en aquellas cuestiones que desarrolla por atribución legal o por delegación expresa de la Administración.

Un colegio profesional es una corporación de derecho público. Eso quiere decir que es una institución peculiar porque por su naturaleza ejerce funciones público-privadas. Al ser constituidas como tal, los colegios profesionales se sitúan entre la Administración, los colegiados y los clientes, usuarios y pacientes.